Comunicación en las Organizaciones

Pienso que mi primer artículo en este flamante blog, debe estar destinado a tratar el tema de la Comunicación. Esto se debe principalmente a dos motivos:

  1. Porque este blog en si mismo es un nuevo canal de comunicación que estoy estrenando para establecer un intercambio de ideas y opiniones con mis eventuales (y desventurados) lectores.
  2. Porque luego de algunos años de estar trabajando en sistemas, he notado que los proyectos prosperan o fracasan más por la capacidad de comunicación desarrollada en una empresa que por sus recursos materiales o habilidades individuales.

Todos entendemos al proceso de comunicación como el fenómeno a través del cual se posibilita la transmisión de información entre un emisor y un receptor. La comunicación humana permite interactuar a los distintos individuos de una sociedad, comunidad u organización.

Este proceso – si funciona adecuadamente – hace factible influenciar, coordinar, controlar, ejercer autoridad, resolver conflictos y en definitiva trabajar en equipo.

Así como la comunicación es el “torrente sanguíneo” de una organización, también se la puede concebir como el “cemento de contacto” de los proyectos que se ejecutan en la misma. Cuanto más complejo el proyecto y cuántas más personas participen en el mismo, mayor será el peso que la comunicación ejerza sobre el éxito o fracaso del mismo.

“Se necesitan dos años para aprender a hablar y sesenta para aprender a callar.”
Ernest Hemingway

Impacto en la Organización

Las organizaciones modernas pueden diseñar su estructura de diversas maneras, pero lo esencial es que sean flexibles y dinámicas. Algunas incluso basan el diseño de sus procesos en torno a pilares basados en maximizar la calidad de comunicación entre las partes.

“…la organización se está transformando rápidamente: una estructura en la cual la información sirve como eje y es el soporte estructural central. Muchas empresas están reformando afanosamente su estructura administrativa en torno al flujo de información y comunicación”
Peter Drucker

El desarrollo tecnológico es un elemento que ofrece nuevas alternativas de gestión, sin embargo, la gran masa de información que circula, que se transforma, que se transmite, no es útil en su totalidad, sino que debe ser seleccionada adecuadamente.

La sobre-comunicación en algunas circunstancias puede generar el mismo efecto que la falta de comunicación. Si una persona recibe diariamente cientos de correos electrónicos es más probable que pierda de vista aquel mensaje que era especialmente importante.

– ¿Cómo esconder un elefante en un cine?
– Llenando el cine de elefantes.

Esta puede ser una situación fortuita e involuntaria, pero también he visto como en algunas oportunidades se utiliza intencionalmente. Recuerdo que cuando trabajaba en el Banco Hipotecario, una estrategia considerada (pero nunca utilizada, por supuesto) para despistar a alguna auditoría externa, era generar tal volumen de información y documentación como para que resulte casi imposible encontrar los puntos débiles de las aplicaciones.

Mi reflexión y recomendación

Personalmente creo que la comunicación entre las personas debe fomentarse cara a cara, utilizando mecanismos más distantes (como ser el teléfono, e-mail, etc.) principalmente para aquellos casos en los cuales la interacción no aporte valor o la distancia física entre las partes no permita resolverlo de otra forma.

Cuando el caudal de información a compartir es importante, como ser en el caso de estar reportando el estado detallado de un proyecto de desarrollo, soy de la idea que en lugar de “bombardear” novedades constantemente a las personas involucradas es preferible definir una forma de “publicar” información constantemente actualizada para que cada individuo pueda acceder a la misma en el momento que lo requiera. Luego, para que la comunicación genere valor, se puede realizar una reunión para charlar sobre aquellos aspectos que lo requieran.

He tenido la suerte de trabajar en distintas empresas, ocupando posiciones de liderazgo en las cuales mi éxito o fracaso se debió principalmente a mi habilidad o deficiencia en relacionarme con el resto de las personas de la organización.

Actualmente estoy muy feliz de estar trabajando en OLX como Product Manager, capitalizando la experiencia ganada durante los últimos años y al mismo tiempo reconociendo que hay mucho más por aprender para ser un mejor gestor de los procesos de comunicación en las organizaciones.

Deja un comentario